Acem Meditation International

¿Qué es yoga meditativo?

En las últimas décadas, el interés por el yoga ha crecido de forma considerable en todo el mundo. De la misma manera que la palabra "meditación" abarca muchas técnicas diferentes que varían significativamente tanto en el método como en los resultados, la palabra "yoga" también designa muchas cosas diferentes.

Con el fin de tener una visión más clara del complejo mundo del yoga es útil examinar las diferencias fundamentales en cómo se práctica el yoga, así como en el marco en el cual se entiende esta práctica. El foco central de Acem es la meditación y, por tanto, un parámetro básico es conocer en qué medida las diversas formas de yoga favorecen la práctica de la meditación. Son cuestiones a tener en cuenta si se quiere combinar la Meditación Acem con el yoga de manera que ambas se complementen mutuamente.

Meditación - entre concentración y actitud mental libre
En publicaciones como la Guía de Meditación Acem, Acem ha descrito las diferencias fundamentales que existen entre las diversas técnicas de meditación. Son cuestiones fundamentales tanto la actitud mental hacia el objeto de meditación como el tratamiento quese le da a la actividad espontánea de la mente. El principio básico de la Meditación Acem es la repetición del sonido de meditación con una actitud mental libre, mientras que a los pensamientos se les permite fluir libremente. Este método se describe como un método no dirigido. En el otro lado del espectro están las técnicas de concentración (o métodos dirigidos) en las que son esenciales el control de la corriente de pensamientos y la concentración en el objeto de la meditación. Hay grandes diferencias entre los modos de practicar estas técnicas, pero aún más importante
son las consecuencias que tienen estas diferencias sobre los efectos de la meditación. La investigación científica reciente indica que los métodos no dirigidos producen cambios fisiológicos evidentes y, por lo tanto, producen resultados significativos en la salud y la
reducción de tensiones.

Sobre la preparación física
Hay buenas razones para creer que formas distintas de entrenamiento físico también tienen efectos diferentes tanto a nivel físico como mental. El tiro con arco no desarrolla la musculatura en el cuerpo, el senderismo no es igual que los maratones de competición, el ballet difiere del hockey sobre hielo. El mundo occidental no tiene tradición de usar el entrenamiento físico con fines meditativos. Solemos hacer deporte porque es bueno para la mente y el cuerpo, y tal vez para competir con otros y mejorar. Para algunos lo más importante es la parte social del deporte. Todas éstas son buenas razones para hacer ejercicio, y son importantes para la salud y el bienestar. Con la introducción en Occidente de algunas tradiciones orientales, los occidentales se han familiarizado con la idea de ejercitar el cuerpo con fines meditativos. Esto también se aplica al yoga.

Hace veinte o treinta años, si alguien estaba interesado en el yoga, casi automáticamente iba a estarlo también en la meditación. Hoy eso todavía puede ser cierto en cierta medida, pero actualmente la conexión es menos pronunciada - probablemente debido a un cambio en la comprensión cultural. 

En Noruega, la Escuela de Yoga Acem (en noruego Norsk Yoga-skole) ha impartido de forma ininterrumpida la enseñanza de yoga más prolongada de todas las escuelas de yoga. Desde que comenzó en 1968, miles de personas en todo el mundo han seguido los cursos de la escuela. A lo largo de estos años ha habido grandes cambios en cómo se percibe el yoga. En el plano ideológico, quizás el cambio más llamativo sea el alejamiento del yoga de su contexto meditativo. 

Para la Escuela Acem de Yoga, la conexión entre Meditación Acem y yoga sigue siendo fundamental. Su enseñanza sigue haciendo hincapié en la dimensión meditativa, además de todos los beneficios que el yoga aporta a la salud y el bienestar.

El principio más importante es que durante los ejercicios el estiramiento debe hacerse con
facilidad y sin restricciones.

El yoga como apoyo a la meditación
No podemos en este artículo ampliar más el concepto del yoga meditativo. El libro “Meditative Yoga: Integrating Body, Breath and Mind” (en noruego Yogaboken, Bevegelse og pust) nos da una introducción práctica de cómo realizar este tipo de yoga. El principio fundamental es que durante las asanas se debe realizar el estiramiento con facilidad y sin esfuerzo, como una analogía corporal de la repetición mental abierta del sonido en la Meditación Acem. También son fundamentales la coordinación de movimientos y una respiración libre. 

El yoga meditativo es bueno para el cuerpo, como cualquier buena preparación física, pero además es un apoyo a la meditación. 

En el libro clásico “La respuesta de relajación”(1975), Herbert Benson describe el fenómeno común de que al ser sometidos a un tipo determinado de estímulos, nos relajamos automáticamente. Puede ser un bonito paisaje, las palabras amables de un ser querido, la música o el arte. Esta experiencia también arroja luz sobre el efecto de repetir el sonido sin esfuerzo en la Meditación Acem. Cuando la meditación se practica de manera no dirigida, todo el organismo se relaja de forma espontánea, a nivel tanto físico como mental.

En base a esta comprensión de la respuesta de relajación, podemos decir que el yoga realizado de manera no forzada crea un impulso espontáneo hacia la profundización en la meditación. Éste impulso se va acumulando gradualmente durante la secuencia de yoga y es más marcado cuando la secuencia de poses se ha completado. En el yoga meditativo la última postura, la del cadáver (savaasana), se considera la más importante. El practicante se tumba de espaldas al final de la sesión de yoga sin hacer nada más que permitir a los pensamientos divagar libremente.

Acostarse sobre la espalda siempre proporciona descanso, pero sólo estará presente un efecto meditativo claro tras una secuencia de posturas de yoga que ponga de manifiesto lo que se ha acumulado.

Si se practica Meditación Acem tras una sesión de yoga realizada de acuerdo a los principios de la actitud mental libre, simplemente se medita mejor. La meditación se vuelve más profunda y menos perturbada por tensiones y residuos corporales.

Hay razones para situar este tipo de yoga dentro de la tradición del yoga clásico, originario de India.

Yoga-gimnasia
Como vemos en “Meditative Yoga”, gran parte del yoga que se enseña hoy no se puede llamar yoga clásico, y no es especialmente meditativo. Las formas de yoga que se originaron en el sur de India no son más que una síntesis de yoga hindú, gimnasia, artes marciales y entrenamiento físico occidental. Una fuente importante de inspiración fue el entrenamiento militar en Inglaterra, que a su vez se inspiró de maestros de gimnasia suecos y daneses a principios de 1900. Cada vez más gente critica lo que se llama gym-yoga (ver nota final), argumentando que este tipo de formación se ha implantado en un contexto que no le pertenece. Conseguir maestría en las asanas difíciles (posturas corporales) lleva muchos años de práctica y algunos practicantes se obsesionan en alcanzar la perfección técnica. En Internet y en varios libros y revistas de yoga se puede encontrar modelos de yoga con cuerpos que parecen más atletas, acróbatas, gimnastas y bailarines profesionales que mortales corrientes como nosotros.

Relación entre entrenamiento físico y meditación
Una formación enteramente física, sin pensar en lograr efectos de meditación, es claramente beneficiosa para la salud y el bienestar. Nuestro objetivo no es básicamente catalogar los distintos tipos de actividad en buenos y malos. Tenemos más bien interés en la interacción entre distintos tipos de entrenamiento físico y la meditación tranquila. Los que defienden el yogagimnasia argumentan que es perfectamente legítimo tratar el yoga como una formación
puramente física, una especie de ejercicio moderno de estiramiento. Sin embargo, los que buscan una forma de yoga que sirva de apoyo a la meditación tal vez no encuentren este tipo de yoga del todo eficaz, especialmente si las posturas no se practican con sensibilidad y conciencia no restringida.

Correr es bueno para ti, pero inmediatamente después el cuerpo no está en sintonía con la meditación. Es aconsejable que dejes pasar algún tiempo antes de sentarte a meditar. Sin embargo, después de una secuencia de poses de yoga meditativo, el cuerpo está más que preparado para profundizar en la Meditación Acem. Este tipo de yoga es una ayuda directa para meditar mejor. En retiros donde se medita mucho y durante períodos más largos, el yoga meditativo es una ayuda especialmente valiosa y un apoyo al proceso de profundización interior.

Además de todo esto, los efectos saludables del yoga meditativo estarán presentes en nuestra vida diaria. Se trata de un tipo de práctica que se adapta a todos los cuerpos y a todas las edades.

Nota final
Una fuente creciente de literatura (en inglés) examina afirmaciones inexactas que se han hecho sobre algunos tipos de yoga. Algunos artículos recientes sobre el tema son:

• “The real roots of yoga” (Wendy Doniger, Sunday Times “suplemento literario”, 2 marzo 2011)
• “Yoga. Not as old as you think” (Meera Nanda, Open “revista india”, 21 febrero 2011)

Sobre el autor: Torbjørn Hobbel es profesor de Meditación Acem y asesor de la Escuela Acem de Yoga. Junto a Are Holen ha publicado el libro titulado “Meditative Yoga: Integrating Body, Breath and Mind”. En la actualidad su traducción al castellano está en curso.

| More

Guia Complementaria

Comprar libro

Psicología del Silencio

Comprar libro

Fuerza interior

Comprar libro